Fisioterapia Suelo pélvico en Granada

Fisioterapia Suelo Pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su principal función es la continencia y la sujeción de los órganos pélvicos.

La afectación de esta musculatura puede darse en cualquier persona no solo en mujeres tras dar a luz. Suelen ser patologías de las que se hable poco y se sufran en silencio mermando así la calidad de vida de la persona que la padece. La fisioterapia uroginecológica es una de las primeras líneas de tratamiento cuando hay algún problema relacionado con el suelo pélvico, ofreciendo una solución accesible y efectiva.

Patologías más frecuentes

. Incontinencia urinaria, es decir, pérdida involuntaria de orina. Puede ser de tres tipos: por esfuerzo, de urgencia o mixta. Hablamos del primer tipo cuando hay una mala gestión de presiones intraabdominales y al realizar un esfuerzo ocurre la pérdida. De urgencia ocurre cuando hay una función alterada del músculo que rodea la vejiga (detrusor).

. Incontinencia fecal o de gases, es la pérdida involuntaria de materia fecal sólida, líquida o bien gaseosa, que afecta a personas con más de cuatro años de edad.

. Prolapsos, descenso de órganos que salen de su ubicación natural debido a esfuerzos repentinos, tras el parto o tras ciertas cirugías. Puede tratarse de útero, vejiga, recto o de varios órganos a la vez. El tratamiento irá destinado a mejorar o evitar los síntomas.

. Dolor pélvico crónico que es definido como dolor que puede abarcar desde la zona lumbar, abdominal y zona pélvica.

. Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales.

. Dolor tras el parto. Sobre todo, cuando hay complicaciones y el parto debe ser instrumentalizado.

. Dolor postquirúrgico tras una cirugía abdominal o pélvica.

¿Cómo es el tratamiento del suelo pélvico?

Dependiendo de la situación de cada persona, de su patología y de a las conclusiones a las que hayamos llegado tras la consulta de valoración nos centraremos en unas técnicas u otras. El tratamiento en general se basará en terapia manual y ejercicio físico.

Técnicas Fisioterapia Suelo Pélvico

R

Propiocepción de la zona.

R

Entrenamiento muscular tanto de suelo pélvico como de la zona abdominal y reeducación postural.

R

Terapia manual, terapia miofascial, radiofrecuencia, estiramientos y drenaje linfático en suelo pélvico.

R

Entrenamiento conductual de las rutinas miccionales.

R

Electroestimulación y electrobiofeedback.

R

Ejercicios hipopresivos.

Ir al contenido